Carillas dentales de porcelana: observaciones

Carillas dentales de porcelana: observaciones

Las carillas dentales de porcelana adherida constituyen un importante logro de la odontología y son muy  adecuadas para restablecer la estética y función de los dientes anteriores, ofreciendo además un alto grado de compatibilidad biológica. Las carillas dentales de porcelana han contribuido al éxito social de muchas personas que gracias a ellas pudieron recuperar la seguridad en si mismas y la autoestima, mejorando de esta manera sus relaciones personales y laborales.

Hoy podemos hablar de un 95-97% de éxito de las carillas  transcurridos incluso veinte años desde su colocación, siempre y cuando la indicación haya sido la correcta y la técnica de ejecución impecable.

Las carillas dentales de porcelana se comportan muy bien y las posibilidades de  fractura o  descementación son realmente escasas, no llegando ni siquiera al 3% en nuestra experiencia de muchos años.

LA PORCELANA FAVORITA

Existe un consenso universal respecto a la conveniencia de utilizar porcelanas feldespáticas de alta resistencia y mayor belleza estética (Mirage, OptecHSP, Ceramco) para la elaboración de las carillas dentales, siendo la técnica más empleada la de condensación directa y estratificación sobre muñones refractarios desmontables que hace tiempo sustituyó a la de condensación sobre hoja de platino, hoy prácticamente en desuso. Otras alternativas   para la fabricación de carillas y coronas dentales de porcelana, son la inyección por presión (Empress), el colado (Dicor) y más recientemente los procedimientos CAD-CAM, es decir, digitalización, diseño y mecanizado robótico (Cerec, Lava..).

Antes y después Carillas Dentales de Porcelana

PROPIOCEPCIÓN

A veces sucede que el paciente, recién puestas las carillas de porcelana, las percibe como muy grandes, abultadas, demasiado blancas… invadiéndole un sentimiento de decepción que a su vez produce el desconcierto en el profesional.

Ante esta situación, debemos conservar la calma: esta reacción es lógica y cabe esperar que suceda en bastantes casos.

Los cambios que el paciente está experimentando en ese momento son sobretodo de naturaleza propioceptiva, es decir, relacionados con la nueva manera en la que los labios y la lengua perciben unos dientes modificados en su forma, posición y textura.

A esto hay que añadir el notable cambio de imagen que sucede cuando se modifica una sonrisa con carillas.

Para evitar disgustos, conviene advertir anticipadamente al paciente de dichos fenómenos, (“lo que se dice antes  es una explicación; lo que se dice después, es una disculpa.” Dr. Juan Canut) asegurándole que en pocos días se habrá acostumbrado a estas novedades.

DURACIÓN DE LAS CARILLAS DENTALES

La permanencia de las carillas dentales en boca durante largos años con una apariencia estética aceptable, no deja de ser un hecho sorprendente. Pensemos que los cambios de temperatura pueden oscilar entre 0º y 50º grados (un helado, seguido de un café) y también en las mil y una sustancias químicas tan variadas que introducimos en nuestras bocas constantemente.