Técnica de blanqueamiento dental

Blanqueamiento corto - Blanqueamiento largo

Técnica de blanqueamiento dental: Paso primero
Técnica de blanqueamiento dental: Paso segundo
Técnica de blanqueamiento dental: Paso tercero
Técnica de blanqueamiento dental: Paso cuarto

Cuando la coloración de los dientes no es muy marcada, generalmente bastará con una sesión de tratamiento en la clínica potenciada con luz fría, seguida del uso nocturno durante dos semanas de las férulas flexibles  cargadas con geles de diferentes concentraciones. Por el contrario, cuando la coloración es más intensa es necesario hacer  no una, si no varias sesiones de tratamiento en clínica y llevar los moldes nocturnos durante tres semanas.

Si tu pregunta es ¿puedo comenzar con el primer tipo de blanqueamiento (corto) y si deseo un resultado mejor continuar con el largo acto seguido o incluso más adelante en otro momento?, la respuesta es sí, puesto que el blanqueamiento es acumulativo, siendo posible interrumpirlo para retomarlo más adelante con el fin de obtener un resultado aún mejor cuando esto sea posible.

El uso nocturno de los moldes cargados con gel no resulta incómodo y se puede dormir con toda tranquilidad dada la perfecta adaptación de los mismos a los dientes y la calidad adherente del producto. A la mañana siguiente se retiran los moldes, se lavan y se guardan hasta la noche. Una ligera sensibilidad dental durante el día es completamente normal mientras se está haciendo el tratamiento.