Carillas de porcelana

dr-morillo

En 1985 el Dr. Calamia describía en la conocida revista profesional “Quintessence”, un método de grabado de la porcelana con ácido fluorhídrico que iba a resolver el problema de la adhesión de las carillas al esmalte dental. Antes del descubrimiento del Dr. Calamia, no había manera de cementar las veneers o carillas de porcelana con garantías de que no se fueran a despegar en el momento más inesperado tal y como venía sucediendo desde la decada de los treinta /(Dr. C. Pincus).

Algúnos años después de la publicación de esta técnica y como consecuencia de otras aportaciones adiccionales ( sinalización, adhesión a esmalte´dentina…) se empezaron a cementar las primeras carillas de porcelana con exíto.

Finalmente en una reseña aparecida en “Reality Now” en diciembre de 1998, se afirmaba que las carillas de porcelana podían durar diez años en buenas condiciones y quizás incluso más, aventuraban.

Hoy podemos hablar con toda seguridad de un 95-97% de éxito de las carillas de porcelana transcurridos incluso 20 años desde su colocación, siempre y cuando la indicación haya sido la correcta y la técnica de ejecución impecable.

Dr. Augusto Morillo

ago_15

A pesar de la diferencia de colorido entre ambas fotos – debida a un fallo técnico –  nos parece interesante presentar este caso: el paciente tenía dos carillas de composite en los incisivos centrales superiores, que eliminamos después de un blanqueamiento dental para realizar cuatro carillas de porcelana y armonizar así el frente anterior ( si solo hiciéramos los dos centrales, se notaría la diferencia).
También se realizó un contorneado en ambas arcadas, en el que destaca el acortamiento de los caninos superiores y la eliminación de los pequeños picos en los dientes inferiores.

 

como-se-hacen-las-carillas

Las carillas de porcelana feldespática (como las que mostramos en este caso) se hacen a medida en el laboratorio sobre la base de una impresión con siliconas de los dientes, previamente aplanados en superficie por el odontólogo. De este molde se obtiene un duplicado de los dientes en material refractario, sobre el cual diseñaremos las carillas dentales aplicando capas de porcelana de diferentes densidades y colores, modelando e introduciendo luego el conjunto en un horno a muy alta temperatura. Una vez enfriadas y solidificadas, se perfilan los detalles anatómicos, se les da la textura adecuada y se vuelven a introducir en el horno para el glaseado final.

Un método alternativo, tecnológicamente sofisticado, es el sistema CAD-CAM (diseño y fabricación por computadora) en el cual, la impresión es leída por un scanner 3D que genera un modelo virtual donde el especialista delimita los márgenes exactos de las carillas dentales. Una vez hecho esto, se envían las instrucciones de diseño a un robot fresador que actúa sobre un bloque de porcelana. Se obtiene así una finísima lámina curva o carilla base, sobre la cual se aplican manualmente otras capas de porcelana según el procedimiento explicado más arriba.

caso-del-mes-carillasCarillas de porcelana

Al igual que en otros casos, también en esta paciente hemos conseguido un cambio significativo de la sonrisa gracias a las carillas de porcelana (diez en éste caso) junto con un blanqueamiento y un leve contorneado de los dientes inferiores.

caso-junio14
Carillas de porcelana en un caso de diversas alteraciones

Esta paciente presentaba unas tinciones por tetraciclina en bandas horizontales que no era posible borrar con un blanqueamiento. Además tenía un incisivo lateral derecho rotado y un diastema o espacio central interincisivo en ambas arcadas. Para dar solución a todo ello, hicimos diez carillas de porcelana arriba y un cierre del diastema inferior con composite después de haber intentado un aclaramiento de los dientes inferiores.

Dr. Augusto Morillo

 

carillas_clinicarosales

Carillas de porcelana en los cuatros incisivos superiores (previo blanqueamiento)
y contorneado final de los dientes inferiores.

 

———————————————————————————

CARILLAS_CLINICA ROSALES

Sustitución de unas fundas antiguas en los dos incisivos centrales superiores
1: situación de partida
2: después del blanqueamiento dental
3: Fundas provisionales de acrílico
4: Nuevas fundas o coronas definitivas de porcelana en los dos centrales superiores


 


Mas difícil todavía

El caso clínico del mes anterior mostraba la sustitución de diez carillas de porcelana poco estéticas por otras nuevas. En este caso en cambio, se trata de fundas o coronas de metal porcelana ( que fueron colocadas para tratar una anomalia congénita  generalizada del esmalte), y que la paciente quería sustituir por otras coronas, solo de porcelana. En total en ambas arcadas, cambiamos hasta veinticuatro coronas.

Las encías estaban inflamadas por la compresión que sobre ellas ejercían las antiguas fundas por lo que fué necesario desinflamarlas en primer lugar, modificando a continuación los perfiles de emergencia mediante cirugía estética de las encías.
Todas estas actuaciones previas a la sustitución de las antiguas coronas junto con el elevado número de las mismas a reponer, hicieron que inevitablememnte el caso tardara algun tiempo en quedar resuelto.

Por: Dr. Augusto Morillo


Carillas de porcelana, pero antes….

Si se compara la primera foto con la segunda, llama enseguida la atención que los dientes son más largos, como consecuencia de haber hecho un alargamiento, subiendo el nivel de la encía sobre ellos,  para contrarrestar en lo posible el exceso de encía que la paciente mostraba al sonreir ( “sonrisa gingival” ).
Después se procedió a un blanqueamiento en la arcada inferior y finalmente se colocaron ocho carillas de porcelana en la arcada superior.