Carillas de composite

Cuatro carillas de porcelana sustituyendo a restauraciones antiguas y anti- estéticas.

Los incisivos centrales superiores de este paciente, fracturados a consecuencia de traumatismos repetidos en la infancia, fueron reconstruidos varias veces en el curso de los años. Llegó un momento en el que el fue aconsejable sustituir estas restauraciones por carillas y coronas de porcelana previo alargamientos coronarios.

Nuestra satisfacción por los resultados fue compartida por el propio paciente quien se mostró muy complacido con la nueva apariencia estética de su sonrisa.

agosto1flecha

En este caso, el espacio que correspondería al incisivo superior lateral derecho está ocupado por un colmillo  y por tanto, además del contorneado en los incisivos superiores e inferiores, tenemos que procurar que ese diente se parezca lo más posible a un lateral.  Para conseguir esto, primero lo aplanamos y luego añadimos composite en el ángulo que forma con el incisivo central derecho.

 


Cierre de diastemas con composite

Los diastemas, o espacios entre los dientes, son bastante frecuentes y aunque algunas personas tiene un temor casi supersticioso a cerrarlo, nuestro criterio es que los diastemas no son algo que favorezca a la sonrisa, aunque ésto es ciertamente un asunto opinable, hasta el punto de que hace poco incluso ha estado de moda provocarlos artificialmente.
El cualquier caso, nunca cerramos un diastema sin hacer previamente una simulación muy sencilla, para que el/la paciente pueda ver como quedará. Si le gusta -cosa que sucede prácticamente en todos los casos- retiramos el provisional y acto seguido procedemos formalmente al cierre con composite. Así hicimos con este paciente a quien nos hubiera gustado realizar antes un blanqueamiento que habría mejorado aún mas su sonrisa.

Por: Dr. Augusto Morillo