Dos casos clínicos de blanqueamiento

Dos casos clínicos de blanqueamiento

Los hombres se interesan cada vez más por la estética dental. Si hace pocos años era casi una rareza verlos en nuestra consulta, ya no es así. Por el contrario, hoy es frecuente que nos visiten en demanda de un blanqueamiento, unas carillas de porcelana o un contorneado.


Blanqueamiento dental de larga duración

Este caso es una tinción amarilla inducida probablemente por factores exógenos, aunque también podría ser una coloración genéticamente condicionada. Sea cual fuera la etiología,  tres sesiones en clínica a lo largo de tres semanas acompañadas del uso nocturno de las férulas de blanqueamiento, consiguieron el resultado que habíamos pronosticado.


Blanqueamiento dental de larga duración en un caso de tinción por tetraciclinas

Esta, en cambio, es claramente una tinción medicamentosa por tetraciclinas distribuida uniformemente y, por fortuna, con unas bandas de distinta colaración muy suaves. El grado de aclaramiento conseguido es ligeramente menor que en el primer ejemplo, aunque estimable de todas formas, si se tiene en cuenta su origen.

 

Los dos ejemplos de blanqueamiento aquí presentados serán estables por un tiempo no menor de diez años, de acuerdo con nuestra experiencia de miles de casos parecidos que hemos venido blanqueando a lo largo de más de dos décadas. Esta prolongada duración se explíca por la combinación de varias sesiones de tratamiento en clínica, junto con el uso durante algunas semanas de las férulas nocturnas, lo cual da como resultado un blanqueamiento de todo el espesor de la dentina y no solamente de la capa que subyace al esmalte.

Cuando hablamos de duración de un blanqueamiento, queremos decir que transcurridos los años estimados se produce (aunque no siempre) una atenuación del mismo pero no un retorno al color inicial.

Por: Dory Sánchez